Son 430 mil los entrerrianos que carecen de una obra social

Son unos 430 mil los entrerrianos que no tienen obra social y en la provincia el Programa Sumar cumple una década de trabajo: se trata de una iniciativa originada en 2007 que brinda un seguro público de salud para los más desprotegidos • El lunes realizarán un acto protocolar y darán a conocer los alcances y nuevos desafíos.

Santiago Arias es el Coordinador Ejecutivo de la Unidad de Gestión del Programa y contó el trabajo que han desarrollado desde esta área con el paso del tiempo. Dijo que al principio se llamó Plan Nacer y abarcaba a la población materno infantil, a niños de hasta 6 años y embarazadas hasta 45 días posteriores al parto.

Hoy abarca todos los rangos de la población hasta los 64 años. "Se ha transformado en un seguro público de salud. Si bien se puede acceder, tanto en la provincia como en el país, de manera gratuita al sistema de salud, el programa se encarga de financiar o transferir recursos a los prestadores públicos y a los hospitales por la atención de sus beneficiarios", contó Arias.

En 10 años, fueron transferidos a los centros de salud y hospitales de Entre Ríos, 123,3 millones de pesos y se registraron 5,7 millones de prestaciones y practicas sanitarias. "Hoy, el programa logró la nómina con nombre y apellido, dónde viven y zonas de procedencia de 320.000 entrerrianos sin obra social. Es un dato importantísimo porque son esas las personas a las que apuntan estas políticas. La población objetivo que tenemos es de unas 430.000 personas, porque hay una brecha aún sin inscribir", explicó Arias y agregó que todavía deben captar entre 100.000 y 120.000 entrerrianos que son quienes no van a los hospitales y centros de salud.

"De esos que aún no faltan, en un gran porcentaje, diría un 60%, son hombres adultos, porque los hombres adultos no van al médico, salvo cuando les pasa algo. Con las mujeres es diferente y los adolescentes también van, pero los hombres son los que más cuestan llegar", destacó.

Arias explicó que la transferencia de dinero que se realiza hoy desde la Nación, es por cada beneficiario inscripto que haya tenido al menos una prestación en el año. El Programa Sumar nació después de todo ese período de crisis posterior a 2001, con el objetivo de reforzar el sistema público de salud. "Lo saliente es que se trata de un programa que trae financiamiento por resultados y que está gerenciado a través de la evidencia y enfocado a los derechos", dijo. 

Por ejemplo, cuando una persona sin obra social, inscripta en el programa –es el mismo efector de salud el que realiza el registro de la historia clínica– asiste a un hospital, el nosocomio realiza una facturación y el Programa le transfiere el recurso. No hay manera, según explicó Arias, de que el financiamiento salga si no hubo una prestación hecha. "El beneficio no es directo a las personas, sino que es a través del financiamiento al prestador", explicó.

Esos fondos que se transfieren, luego se utilizan para mejoras e infraestructura, también para equipamientos, para mejorar y ampliar la prestación que se da. "Hemos visto centros de salud en zonas rurales que hoy tienen aire acondicionado, que están pintados, que agrandaron sus instalaciones, que pueden atender a la población con calefacción en invierno y otras cuestiones", destacó.

En Entre Ríos son 300 los prestadores distribuidos que tienen convenio con este Programa y el proceso de facturación es a través de un sistema de Internet, por lo que todos tienen conexión y están informatizados. Además el proceso de pago está certificado por normas de calidad, publicó UNO este domingo.

El lunes realizarán un acto protocolar para dar a conocer todos estos resultados y esperan la asistencia de funcionarios y trabajadores del área. Además aprovecharán la oportunidad para reforzar la necesidad y obligatoriedad de que los equipos de Salud realicen las historias clínicas.

 


 

 


• El proyecto que se mantuvo a pesar de los cambios

Santiago Arias, titular del Programa Sumar, contó que el cambio de Gobierno nacional no perjudicó las políticas de esta iniciativa. "Si bien, por cuestiones ideológicas o por visiones diferentes, se vieron resentidas este tipo de políticas de Salud con la nueva gestión nacional, el Programa Sumar no ha sido tocado porque habla por sí solo y ha sido reconocido a nivel internacional. El financiador lo tienen como estandarte. Es plata del Estado por medio de créditos internacionales", dijo. El programa es financiado por el Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF).

El dinero que se destina a cada centro de salud o a los hospitales es utilizado para realizaciones específicas. Arias explicó que desde el Programa realizan auditorías y hasta exigen que se publiquen carteleras sobre el uso de la plata para que la población esté en conocimiento.

"Son numerosas las aristas que han logrado para que el programa sea sustentable en el tiempo", sostuvo. Además contó que el gobernador Gustavo Bordet fue el ministro de Salud de la provincia cuando se instrumentó el programa en Entre Ríos y que la actual ministra de Salud, Sonia Velázquez, era la coordinadora del programa hasta que asumió ese cargo. "Es importante eso porque habla de que los gestores del programa han podido avanzar dentro de la salud pública con herramientas como estas".

En el Programa Sumar hoy trabajan 42 personas que pertenecen a un equipo interdisciplinario. Desde 2013, al 30 por cinto del financiamiento lo garantiza cada provincia. (APFDigital)