La provincia aborda la salud escolar como estrategia de atención primaria

El Ministerio de Salud, a través del equipo móvil del Programa de Sanidad Escolar (Prosane), garantiza el control de la salud escolar en las zonas rurales de los departamentos entrerrianos a través de un itinerario programado. Se trata de una estrategia sanitaria conjunta con el Consejo General de Educación, que involucra el trabajo de control, reporte y seguimiento en los centros de salud que cuentan con escuelas en su área programática.

 

La cartera sanitaria provincial desarrolla todos los años un trabajo de control, reporte, seguimiento y carga de datos acerca del estado de salud de los niños entrerrianos que cursan los primeros y sextos grados del nivel primario. Este trabajo coordinado es una estrategia que evalúa el estado de salud al momento del ingreso y egreso del nivel primario. 

Del trabajo articulado con la Dirección de Atención Primaria, el Programa de Sanidad Escolar, el Consejo General de Educación y los centros de salud, la coordinadora del Prosane, Roxana Robledo, indicó: “Es una obligación del Estado y una oportunidad y un derecho que tienen los niños de disponer de un control clínico abarcativo y exhaustivo”. La funcionaria destacó el trabajo articulado con Atención Primaria y con todas las áreas vinculadas a la niñez y la salud escolar. 

Concretamente el equipo móvil –integrado por médico, psicóloga, dos técnicos, la Dirección de Odontología y el Programa Médicos Comunitarios, entre otros– recorre distintos departamentos y realiza el control de salud en la totalidad de la matrícula escolar en las zonas rurales. De esta manera, la provincia dispone de una base de datos anual. 

En las zonas urbanas cada centro de salud que pertenece al área programática de los establecimientos educativos, cuenta con las herramientas y el recurso humano para que los niños y niñas que cursan los primeros y segundos grados, accedan al control de salud. 

Sobre el Programa de Salud Escolar 

El Programa de Salud Escolar es una estrategia sanitaria de la provincia desde 2010, mediante un acuerdo marco celebrado con el Ministerio de Salud de la Nación. El objetivo es concretar la evaluación del estado de salud de los niños y niñas en edad escolar: un control clínico general (piel, cardiovascular, respiratorio, abdominal, genitourinario, osteoarticular, neurológico) auditivo, de agudeza visual, odontológico y control de carnet de vacunas; la derivación de los problemas de salud que se detectan e implementar acciones de promoción y prevención de la salud en las escuelas, en los municipios entrerrianos. 

Los destinatarios del Prosane son los niños y niñas de los primeros y sextos grados de las escuelas públicas y privadas de toda la provincia. 
En los últimos cuatro años se decidió fortalecer la atención integral en las escuelas rurales, con un equipo móvil de rondas sanitarias conjuntamente con los profesionales del Programa Médicos Comunitarios. 

En el caso de las escuelas rurales, se realiza el control de salud a la totalidad de la matrícula escolar para garantizar el derecho de los niños que presentan mayores dificultades para acceder a los efectores de salud. 

Las planillas para el control de salud de los niños, son distribuidas por el Consejo General de Educación a las diecisiete Direcciones Departamentales y sus cuatro subsedes para posteriormente ser distribuidas por las supervisoras zonales a las escuelas que están en su área a cargo. 

Prosane también articula acciones con la Dirección de Maternidad e Infancia para mantener actualizado el instrumento de registro en los centros de salud respecto del control de peso y la talla que se realiza en niños. Asimismo, junto a la Coordinación de Prevención de Enfermedades Crónicas No Transmisibles, trabaja pautas concernientes al estado nutricional en la niñez y la salud escolar, de alimentación saludable y actividad física y espacios saludables. Se trata de un esfuerzo colectivo entre los sectores Salud y Educación.