En su segundo día de gestión, Schneider buscó mostrarse activo y dialoguista

A poco más de 24 horas de haber asumido la administración del Estado Municipal, Bernardo Schneider, se motró hiper activo, dialoguista y estudiando de cerca la endeble situación financiera de las arcas públicas.

Domingo por la noche tras la jura y las fotos de protocolo, comenzó la era Bernardo Schneider, quien tiene grandes desafíos por delantes a corto, mediano y largo plazo: lo económico, los servicios públicos y las oportunidades, respectivamente.

En su primer día de gestión se lo pudo ver visitando las diferentes dependencias municipales y conociendo de primera mano los engranajes que hacen funcionar el municipio. La recorrida la hizo con su vice Desiree Peñaloza y funcionarios municipal.

“Fuimos dialogando sobre la tareas que desempeñan, las cosas por corregir, los cambios que se pueden dar y los recursos por optimizar. La intención es mejorar para que los trabajadores municipales se sientan mejor y en consecuencia sea mejor el desempeño”.

Además, en el marco de las reuniones institucionales pactadas, mantuvo un encuentro con el Cura Párroco Jorge Bonín. Allí dialogaron sobre el fortalecimiento y el trabajo conjunto de cara a las festividades y el año venidero. 

Tras el encuentro Schneider afirmó “como Estado, trabajaremos para brindar soluciones articulando con diversas instituciones y la sociedad en su conjunto. Realizaremos determinadas acciones y nos abstendremos de hacer determinadas otras para crear un ámbito de ejercicio propicio para todas las personas, partiendo de la certeza de las pluralidades de opiniones”.

 

Por ultimo, en la tarde noche del lunes estuvo en la capital provincial en la asunción del gobernador Rogelio Frigerio.

Share
powered by social2s