Bernardo Schneider asumió como Intendente de Nogoyá

Tras recibir los símbolos oficiales y hacer la jura como presidente municipal, y despedir al intendente saliente Rafael Cavagna, Bernardo Schneider hizo uso de la palabra por primera vez como primer mandatario de Nogoyá.

En su discurso, plasmó su impronta de gestión, destacó la labor conjunta con la sociedad como eje fundamental y valoró la gestión que lo procedió. En primer lugar, describió que fue un día “de profunda emoción y compromiso”, debido al cargo recientemente asumido en la ciudad que lo vio nacer, que le dio la oportunidad de vivir su niñez y adolescencia “con mucha felicidad”, donde pudo educarse, estudiar, para luego volver a desarrollar su profesión y formar una familia. Además, expresó que es donde quiere ver crecer a sus hijos y la ciudad que considera su hogar.

En segundo lugar, manifestó: “Vinimos a trabajar, a ser servidores públicos por vocación. Porque gobernar es servir y para eso nos han elegido. Para crear puentes y buscar soluciones. Pero también sé que la solución a los problemas que tenemos no depende de una persona, ni de un puñado de personas, sino de que empujemos entre todos hacia un mismo sentido para salir adelante”.

En este sentido, destacó uno de sus ejes fundamentales: “La austeridad va a ser nuestra bandera y nuestro compromiso de todos los días. La política debe dar el ejemplo. Por eso, mi primera decisión fue reducir el costo político del equipo de gobierno. El equipo que me acompaña lo sabe y lo comparte.

La transparencia, junto con la ética de las autoridades y funcionarios, la rendición de cuentas, no puede ser entendida como un mero acto de buena voluntad de las autoridades hacia los ciudadanos, tampoco como una bandera electoral, debe ser una práctica constante y permanente”.

Para finalizar declaró: “Que Nogoyá siga siendo la patria chica que elegimos para nacer, para vivir y construir nuestro futuro".

Share
powered by social2s