Baja la tasa de interés de los plazos fijos: el Gobierno licúa el poder adquisitivo de los ahorros

El Banco Central (BCRA) decidió bajar la tasa de interés para depósitos a plazo fijo de 133% a 110% nominal anual. Un nuevo golpe al bolsillo de los argentinos, tras la megadevaluación de la semana pasada del Gobierno de Milei.

La baja en la tasa de interés de los plazos fijos terminará licuando los ahorros de aquellos que no vieron ya golpeada la pérdida de poder adquisitivo. A la devaluación que llevó adelante el Gobierno la semana pasada y el congelamiento de precios, ahora se suma una reducción de 23 puntos porcentuales en la tasa de interés nominal anual, para llevarla a 110 por ciento en los plazos fijos.

En otras palabras, en un escenario en el que todos los analistas y hasta el flamante Gobierno prevén una inflación cada vez más alta para los próximos meses, la decisión de bajar la tasa de interés de los depósitos a plazo fijo provocará que estos ahorros vayan perdiendo valor.

Porque el objetivo final de la medida es licuar los pesos en circulación, dado que en conjunto se definió no renovar las letras de liquidez. Bien simple: para el ahorrista es obligarlo a licuar sus ahorros, lo que junto al poder adquisitivo de los salarios allanaría el camino a la dolarización.

El plan de Milei Con estas medidas, Milei comienza a perfilar la economía en los cauces que él pretende para el futuro. En las últimas horas, dio distintas definiciones y una de ellas fue en relación a lo que sucederá con la tasa de interés del plazo fijo. Para bajar la tasa de interés, el libertario sostuvo que deberá sanear los balances de los bancos y del Banco Central (BCRA).

"Primero tenemos que desarmar la bola de las leliqs, por el equivalente a 25.000 millones de dólares, lo que además permite abrir el cepo, que te baje la tasa de interés, te mejore la actividad económica y el nivel de empleo", explicó en su momento Milei.

Al mismo tiempo, detalló el camino que llevará en materia financiera, con el objetivo de reducir las tasas de interés para mejorar la inversión sin que eso impacte negativamente en el ahorro privado. Sus argumentos De acuerdo con la línea argumental de Milei, poder "desarmar el equivalente a 25.000 millones de dólares, además permite abrir el cepo, que te baje la tasa de interés, te mejore la actividad económica y el nivel de empleo".

"Y para eso necesito alguien que tenga una muñeca financiera experta para desarmar el tema de las leliq; y ese es Caputo", agregó el funcionario. Milei adelantó que Luis Caputo "tuvo una reunión con 20 banqueros y salieron todos contentos". "Eso es un principio de acuerdo", calificó el presidente electo.

"En el contexto de un excedente significativo de liquidez y de elevada inflación, el Directorio consideró prudente mantener una tasa de interés mínima para los depósitos a plazo fijo, que decidió establecer en 110 por ciento nominal anual (hasta este lunes estaba en 133 por ciento). 

Adicionalmente, el Directorio considera que resulta necesario que el sistema bancario continúe ofreciendo al público depósitos a plazo fijo ajustables por UVA. Para otorgarle previsibilidad a la disponibilidad de los recursos, decidió eliminar la tasa mínima de pre-cancelación de estos últimos", aseguró el organismo en un comunicado.

Respecto a la eliminación del Banco Central, reiteró que se plantea como un proceso y se va a ir en esa línea. "El día 11 llega un paquete de leyes asociadas a ello. Vamos a llamar a sesiones extraordinarias porque en marzo comienza a bajar la demanda de dinero y se necesita resolver ese tipo de cuestiones, como limpiar el sobrante de dinero e ir a una unificación cambiaria. Sabemos que cortar la emisión impactará en la inflación entre 18 y 24 meses", detalló Milei.

Share
powered by social2s