La revolución educativa que propugna el gobierno de Cambiemos parte de una implacable diagnóstico: la educación privada es la meta deseable para quien pueda pagarla; la escuela pública, el lugar en donde “caen” quienes no pueden hacerlo. Así lo dio a entender el presidente Mauricio Macri durante la presentación en la Quinta de Olivos de los resultados del Operativo Aprender. 

Continuar leyendo