coursework help

Miran de reojo a un Concejal del bloque de Cambiemos

Sus pares de bancada, amplia mayoría radical, hicieron saber sus resquemores con la decisión del joven del PRO de “cortarse solo” con la iniciativa de su declaración jurada. Minimizan el gesto dando cuenta de la obligatoriedad que tiene de presentar la documental sobre su patrimonio. 

Desde que se inició en la política, en 2003, Emanuel Gainza buscó un perfil alto. Fue así desde la fundación del PRO (Compromiso Para el Cambio entonces), cuando rápidamente se convirtió en el referente provincial de la juventud, luego tejió contactos con la dirigencia nacional del macrismo, participó de encuentros e instancias de capacitación internacional, se convirtió en candidato en un par de oportunidades y fue protagonista de las campañas. De todas.

Cumplió con todos los preceptos para un “Joven PRO”: estudió en la UCA, hizo política en la universidad y en territorio, se convirtió en vicepresidente de la juventud de su partido y después de 12 años, llegó a su primer cargo público electivo. Encabezó la lista de concejales de Sergio Varisco, nómina casi exclusivamente radical con la excepción del ex funcionario de Jorge Busti, Santiago Gaitán. Y como era de esperar, apenas llegó hizo visible su presencia haciendo ruido con un gesto político: presentar su declaración jurada.

La amplia repercusión que tuvo su decisión se acompañó luego de los comentarios que, por lo bajo, plantearon referentes de Cambiemos: “¿Quién se cree este gurí?, dijo un dirigente que no obvió decir que Gainza no hizo otra cosa que hacer lo que la ley le manda.

En efecto, la normativa de municipios y provincia se sigue rigiendo con un sistema vetusto que exige la declaración jurada en sobre lacrado al inicio de la gestión. El concejal dio un paso más al hacer pública la documentación que aún en Entre Ríos es secreta ya que para las instituciones entrerrianas, en algún sentido, no ha pasado el tiempo y no hay aún Ley de Ética Pública que considere el patrimonio de los funcionarios públicos como información de acceso libre.

Le recriminan “cortarse solo”, no avisar a sus pares, dejarlos en orsai, como “en deuda” y “corriendo atrás” de una iniciativa de un par de bancada. Alguno adelantó a Página Política que se le pedirá “una reunión para hablar de esto”.

Otra queja con el joven Gainza fue su anuncio de presentar un proyecto de creación de la Oficina Anticorrupción. Le recriminan que no haya estado atento a que tal iniciativa ya fue anunciada por el mismísimo Varisco en su acto de asunción, frente al municipio.

El edil, al parecer, ha puesto el acelerador a su carrera política. A decir verdad, era de esperar.  ¿La noticia se leerá en Nogoyá?