Afirman que con Macri crecieron un 25 por ciento los cargos políticos

Afirman que con Macri crecieron un 25 por ciento los cargos políticos

En medio del debate por el ajuste, un informe cuestionó el crecimiento de la estructura y el número de ministerios.

En medio del debate por la necesidad de un drástico ajuste en las cuentas públicas, un informe reveló que durante la gestión de Mauricio Macri aumentaron un 25 por ciento los cargos políticos en el Poder Ejecutivo.

"El Estado argentino está expandiendo sus fronteras de funcionamiento desde 2003. Con el gobierno de Cambiemos, el crecimiento de la estructura del sector público a nivel nacional se sostuvo", resumió el trabajo realizado por la organización CIPPEC.

El informe pone especial atención en el aumento de la cantidad de ministerios que llevó adelante Macri, para llevarlo a "un máximo histórico". "Argentina tiene uno de los gabinetes más grandes de América Latina, con 21 ministerios", sostiene. Es un dato que suma a los pedidos del mercado para que el Presidente reduzca la cantidad de ministerios, algo a lo que hasta ahora se ha negado.

El aumento de ministerios "se tradujo en la creación de nuevas estructuras en los niveles de secretarías y subsecretarías, que provocaron un incremento del orden del 25% en el universo de cargos políticos entre 2015 y 2017", destaca el trabajo.  

Al respecto, detalla que en noviembre de 2015 había 69 secretarios de Estado y en marzo de 2018 la cantidad era de 113; las subsecretarías, en cambio, se redujeron de 165 a 131. Esa reducción se produjo tras el recorte anunciado por el Gobierno a comienzos de año, ya que en diciembre pasado habían alcanzado las 207. En el caso de los directores nacionales pasaron de 291 en noviembre de 2015 a 313 en marzo pasado, tras tocar las 412 en diciembre de 2017.

Evolución en la estructura del Poder Ejecutivo

No obstante, el informe advierte que además de la estructura formal, también aumentaron los cargos extraescalafonarios, que se encuentran excluidos del Sistema Nacional de Empleo Público. "Estos cargos tienen un grado de jerarquía equivalente a niveles de secretarías, subsecretarías y coordinaciones, y son instrumentos para designar personal político fuera de la estructura formal", indica Cippec.

"Entre 2015 y 2017, se crearon 1.111 cargos políticos y solo 62 fueron en la estructura formal. Así, se crearon 1.049 cargos extraescalafonarios, lo que significó un crecimiento porcentual del 50%", continúa. La mayoría de esos cargos fueron creados en la Jefatura de Gabinete, la Presidencia y el ministerio de Modernización.

En marzo de este año Macri firmó un decreto para reducir los cargos políticos y la estructura del Estado, con lo que al final de cuentas intenta arreglar un problema que si bien ya existía en diciembre de 2015 se agrandó durante su gestión.

Este mes, el Presidente avanzó fuerte sobre los empleados públicos y firmó un decreto para congelar los ingresos hasta 2020. El Gobierno espera lograr una reducción del 3 por ciento anual (en 2018 y 2019) de la planta con jubilaciones y retiros. En la Rosada aseguran que el número de empleados se redujo en 30 mil desde la llegada de Macri.

El número de ministerios y la comparación con América Latina

Por otro lado, el Cippec advirtió que durante la gestión de Macri se produjo un deterioro en la profesionalización de los altos cargos, al multiplicarse los nombramientos discrecionales de funcionarios.

"Las capacidades del personal organizacional y en particular de la Alta Dirección Pública son decisivos para superar los desafíos de coordinar una estructura estatal más grande, pero el panorama del espacio directivo trazado entre los años 2015 y 2017 muestra mayores continuidades que cambios", destacaron los especialistas. En particular, se indicó que "la evidencia muestra que hay un deterioro en el espacio directivo".

"En este sentido, la modalidad de ocupación del espacio directivo es discrecional y tiene un componente altamente político: en 2017 solo el 2% de los directivos públicos se encontraban designados bajo la modalidad de planta permanente, mientras que en 2015 alcanzaba el 6%", subrayó.

Asimismo, se informó que "el porcentaje de directivos públicos que cumplía con los requisitos exigidos por la norma para al acceso a cargos jerárquicos se redujo de 32% a 18% entre 2015 y 2017".

De igual modo, el informe "GPS del Estado" subrayó que "en 2015 el 72% del total de personas que componían la Alta Dirección Pública eran profesionales y en 2017 esta participación cayó al 66%". "La reducción en el número de profesionales en el espacio directivo y el menor cumplimiento de requisitos da cuenta de que se acentuaron los criterios de confianza o gestión por competencias políticas", se informó.

Además, el informe reveló que hay una "elevada rotación de los directores" que "obstaculiza la efectividad gubernamental". "El 25% de los directivos públicos que se encontraban designados en 2016 fueron reemplazados de sus cargos en 2017. Más aún, a fines de 2017 solo el 9% del total de directivos públicos continuaba en su cargo", se indicó.

"Esto afecta la capacidad que tiene el espacio directivo para actuar como la memoria institucional de la administración y, al mismo tiempo, interrumpe el proceso de aprendizaje organizacional dentro de la órbita estatal", agregó.

Fuente: La Política Online