Abren convocatoria nacional para adoptar a 14 niños de entre 8 y 16 años

La mayoría atravesaron años de una vida en instituciones de tránsito y desean un hogar definitivo. Entre ellos hay dos grupos de hermanos que pidieron que no los separen. Otro nene sueña con tener una mascota y una nena con ser cantante.

Desde este miércoles 7 a las 8, hasta el jueves 15 a las 17, la provincia de Santa Fe abrirá por tercera vez una convocatoria nacional para niños en situación de adoptabilidad. Pero en esta oportunidad será distinto, ya que es la primera de características masivas: se busca una familia para 14 niños, distribuidos en múltiples casos.

Hay desde situaciones individuales hasta un grupo de cuatro hermanos y otro de tres a quienes se les buscará un único hogar. Las edades oscilan entre los 8 y los 16 años. 

"Deseamos encontrarles una familia a todos para que pasen una Navidad diferente", señaló el secretario de Gestión Pública provincial, Matías Figueroa Escauriza.

Con esa premisa, una vez más se tomó la decisión de abrir las fronteras de la provincia hacia todo el país para encontrarles un hogar a chicos institucionalizados que están bajo la tutela del Estado, pero sueñan con un futuro mejor.

La primera convocatoria se lanzó en abril pasado para hallarle una familia a una nena de 14 años que se la había pasado rotando por hogares de tránsito. En esa inédita inscripción se anotaron 456 adoptantes de todo el país, a excepción de Jujuy. Tras los análisis del caso, la Justicia decidió en favor de una madre soltera de Funes.

El segundo llamado nacional se hizo en mayo. Esta vez para encontrarle un hogar a tres hermanitas de 9, 13 y 15 años. Se anotaron 266 interesados y en julio se decidió que una mujer que vive en la provincia de Córdoba fuera su nuevo vínculo familiar.

Ambas convocatorias se pusieron en marcha una vez agotadas las vías del Registro Unico de Aspirantes a la Guarda con Fines Adoptivos (Ruaga) de la provincia y la red federal de registros.

El dato singular de esta tercera inscripción a nivel nacional es que se trata de un llamado para adopciones múltiples. Para ello, y al igual que las ediciones anteriores, los interesados deben inscribirse a partir de mañana a las 8 en www.santafe.gov.ar/convocaruaga.

"Hemos conocido a los 14 chicos; les hemos preguntado a todos si querían ser adoptados a través de esta convocatoria pública y nos encontramos con respuestas afirmativas. Los hermanos nos pidieron que no los separen y que en los hogares haya un perro y un gato. Otro chico solicita tener cerca un club de fútbol para poder jugar a la pelota. Una de las nenas quiere ser cantante. En fin, nuestro objetivo es encontrarles a todos familias para que pasen una Navidad diferente", afirmó Figueroa Escauriza.

En tal sentido, dijo que "la sociedad ha demostrado interés y es solidaria, sólo resta unir lazos".

Los casos

Se han agrupado nueve convocatorias en un mismo llamado. En un caso es para un niño de 14 años, en otro para tres hermanitos de 9, 12 y 14 (un nene y dos nenas).

También se busca hogar para una adolescente de 14, otro chico de la misma edad, una nena de 16 y tres situaciones individuales de niños de 13, 15 y 16 años.

El caso más numeroso lo constituyen cuatro hermanitos de 8, 10, 12 y 14 años (el varón es el más chico y el resto son niñas). Del total de chicos en situación de adoptabilidad, ocho son de Rosario y su zona.

"Los casos de los hermanitos serán un poco más complejos, pero haremos todos los esfuerzos", adelantó el funcionario para luego agregar: "Tenemos expectativa de seguir con el mismo sentido de las anteriores convocatorias, ya que la sociedad respondió y fue solidaria".

De la cantidad de inscriptos de las ocasiones anteriores ya se utilizaron muchos de los datos de los adoptantes para otros chicos dentro del Ruaga. Es por ello que se abrió nuevamente con el fin de tener más interesados.

Según explicó Figueroa Escauriza, los primeros casos que se vayan anotando en la página online serán citados para comenzar los procesos de evaluación por el equipo de psicólogos y trabajadores sociales, a los fines de saber si encuadran con los niños en situación de adoptabilidad.