La Sociedad Rural le otorgó un bono a su ex presidente y actual ministro de Agroindustria

Luis Miguel Etchevehere asumió el ministerio el 21 de noviembre, en reemplazo del radical Ricardo Buryaile.

El consejo directivo de la entidad aprobó por 14 votos a 11 otorgarle una compensación de fin de año. La decisión generó un fuerte malestar. Unos 26 delegados elevaron una nota donde calificaron el hecho como “un pésimo ejemplo y antecedente”.

[Luis Miguel Etchevehere asumió el ministerio el 21 de noviembre, en reemplazo del radical Ricardo Buryaile.]

En general, saltar de un lado al otro del mostrador suele tener su costo. No parece ser ese el caso de Luis Miguel Etchevehere, que reclamó un bono de 500 mil pesos por pasar de presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) a Ministro de Agroindustria de la Nación. En una votación dividida, el consejo directivo de la entidad que nuclea a los grandes propietarios y productores del campo aprobó el pago de esa suma como compensación por el cambio de función, lo que desató la furia de varios de sus socios. Un grupo de delegados elevó una nota en donde calificaron el hecho como “un pésimo ejemplo y antecedente” que afecta tanto el “buen nombre y honor” de la SRA como “al sector Campo”. En el entorno del ministro no quisieron hacer declaraciones y se limitaron a afirmar que todo lo actuado fue legal. Lo que hasta anoche no se había explicado es porqué la entidad debería asumir el supuesto costo del traspaso a la función pública, cuando Etchevehere renunció por voluntad propia.

El 21 de noviembre, Luis Miguel Etchevehere juró formalmente como ministro, convirtiéndose en el tercer presidente de la SRA de la historia argentina en llegar a ese cargo. Lo hizo bajo la promesa de basarse en tres pilares: “transparencia, eficiencia y austeridad”. Pocos días después, le pidió a la entidad de la que provenía una compensación por medio millón de pesos. Circularon distintas versiones sobre el motivo por el cual solicitó aquel “bono” de fin de año. Por un lado, que había una diferencia o compensación impositiva producto del salario que cobraba como titular de la entidad. Por el otro, que se trata de una “gratificación” por sus servicios durante cinco años. Y por último, que no podía afrontar el período de tres meses que suele demorarse la administración pública nacional en efectuar los trámites para iniciar el pago de salarios y que por ello les pidió un “adelanto”. Fuentes del sector advierten que de haberse tratado de una compensación impositiva, ésta no hubiera necesitado de una reunión y aprobación por parte del consejo directivo. La votación resultó ajustada: 14 votos a favor y 11 en contra. 

“Este pago realizado al ex presidente Luis Miguel Etchevehere, es un pésimo ejemplo y antecedente, que no sólo afecta al buen nombre y honor de la Sociedad Rural Argentina, sino que afecta al sector Campo”, señala la nota elevada por 26 delegados del distrito 2 de la Rural, que abarca la provincia de Buenos Aires. En la carta remitida al actual titular de la SRA, Daniel Pelegrina, le agradecen a Etchevehere por sus cinco años de gestión pero afirman que “la persona de campo es austera, y esta conducta es profundamente contraria a la filosofía que caracteriza al productor”. 

Por ese motivo, solicitan que la suma pagada al actual ministro “sea devuelta a la SRA a la brevedad”.

Como en otros tantos conflictos de intereses que se dispararon en la administración macrista, la Oficina Anticorrupción evalúa iniciar una investigación. Según trascendió, su titular, Laura Alonso, ya le envió en su momento una nota con recomendaciones basadas en la ley de Ética Pública. Allí le advirtió que al actual ministro que sólo podría recibir dinero de la SRA si es en concepto de “honorarios adeudados devengados con anterioridad al ejercicio de la función pública por tareas que hubiese realizado en forma previa”.

La situación de Etchevehere y el malestar que despertó en un sector de la SRA se cruza con la interna por la sucesión. Según fuentes del sector, Pelegrina pretende quedarse hasta septiembre de 2018, cuando vencía el mandato del actual ministro. En cambio, Etchevehere apoyaría al actual vicepresidente primero, Nicolás Pino.

El escándalo por los 500 mil pesos se suma a varias causas judiciales que enfrenta el empresario ganadero. Una por reducción a la servidumbre de los hermanos Antonio y Sergio Cornejo y otras dos causas penales iniciadas por evasión impositiva en la justicia ordinaria y federal de Entre Ríos. Además, es investigado por administración fraudulenta, en la causa por desvío de préstamos del Banco Itaú, Nación y vaciamiento societario.