Lamentable: los dueños de estación de servicio quieren pagar la mitad de las indemnizaciones

Resultado de imagen para Esso de Cervantes y Buenos Aires

La empresa que cerró la estación de servicios ubicada en Cervantes y Buenos Aires aludió "razones de fuerza mayor", amparándose en la Ley de Contrato de Trabajo. Entre los despedidos hay una mujer embarazada.

 

Este lunes la estación de servicio "Esso", ubicada en Cervantes y Buenos Aires de la capital provincial amaneció con sus puertas cerras y siete trabajadores se encontraron en la calle, sin previo aviso. Según informó el secretario de Trabajo, Oscar Balla, la empresa aludió "razones de fuerza mayor", amparándose en la Ley de Contrato de Trabajo, por lo que quiere pagar media indemnización.

"Nosotros ya veníamos viendo que había problemas, porque se venían pagando con atraso los salarios, ya veníamos intimando a la empresa para que les pague a los trabajadores, hasta que en el mes de julio, que los intimamos, no se les pagó. Veíamos que tenían problemas porque por ahí no había combustible", reconoció Balla.

"Lamentablemente no avisaron nada, había algunos trabajadores que pensaban que esto se iba a solucionar pero esto no fue así", sostuvo.

También detalló que los trabajadores no tuvieron aviso previo, sino que "en forma verbal, una persona que vino de Santa Fe le expresó a los trabajadores que estaban despedidos. Como corresponde, llamé a los chicos, hablé con ellos, mandamos un inspector que los acompañó para hacer las verificaciones y, producido el despido, la empresa tiene cuatro días para pagarles. Esto será el viernes, así que esperemos que se produzca el pago y después vendrán los chicos porque seguramente habrá que hacer algún telegrama para aclarar la situación".

"La empresa aduce que los despidió por razones de ´fuerza mayor´ y aplica el artículo 247 (de la ley de contrato de trabajo), que es la mitad de la indemnización. Pero en principio se cobrará y después veremos cómo hacemos", dijo Balla a APF.

"Son en total siete personas despedidas, entre ellas, una chica embarazada", indicó el Secretario de Trabajo.

"La empresa, que se llama Del Lago, es propiedad de una señora Ortiz, oriunda de Córdoba, que tenía esta estación de servicio en Paraná, una en Santa Fe y una en Carlos Paz", finalizó el funcionario.

La ley

El artículo que cita la empresa para despedir a los trabajadores, es el 247, de la Ley de Contrato de Trabajo, referido al monto de la indemnización.

Dice el capítulo V, De la extinción del contrato de trabajo por fuerza mayor o por falta o disminución de trabajo: "En los casos en que el despido fuese dispuesto por causa de fuerza mayor o por falta o disminución de trabajo no imputable al empleador fehacientemente justificada, el trabajador tendrá derecho a percibir una indemnización equivalente a la mitad de la prevista en el artículo 245 de esta ley. En tales casos el despido deberá comenzar por el personal menos antiguo dentro de cada especialidad. Respecto del personal ingresado en un mismo semestre, deberá comenzarse por el que tuviere menos cargas de familia, aunque con ello se alterara el orden de antigüedad".