Ferrocarriles: rechazo entrerriano a un decreto de Macri

Macri autorizó a Guillermo Dietrich a "clausurar ramales ferroviarios".
El presidente facultó al ministro de transporte a clausurar ramales ferroviarios. El diputado nacional por Entre Ríos, Julio Solanas, dijo que la medida es una amenaza para trabajadores del sector y para los pueblos del interior.

El presidente Mauricio Macri delegó en su ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, la posibilidad de clausurar definitivamente un ramal y levantar el tendido de vías, rieles e infraestructura de sostén. "Delégase en el Ministerio de Transporte la facultad de clausurar ramales ferroviarios en forma definitiva y proceder al levantamiento de las vías y demás instalaciones ferroviarias", dice textualmente el decreto publicado este martes. 

La norma dice que aquella función estaba en cabeza del Poder Ejecutivo mediante el Decreto 10.300 del 19 de noviembre de 1965, aclaratorio del Decreto Ley Nº 8302 del 19 de julio de 1957, que le confirio "la aprobación de los asuntos relativos a la refundición, división o redistribución de las líneas ferroviarias y a la clausura definitiva de líneas, ramales, desvíos o estaciones ferroviarias". 

El diputado nacional Julio Solanas (FpV) dijo que el decreto "constituye una importante amenaza para los trabajadores del sector y los pueblos del interior del país". El legislador señaló que en el decreto se hace referencia a que la facultad para levantar ramales "surge de la ley 27.132 y es éste un argumento falaz". 

"La Ley 27.132 (promulgada el 20 de mayo de 2015) declaró de interés público nacional y como objetivo prioritario, la política de reactivación de los ferrocarriles y el mejoramiento de los mismos, con el objeto de garantizar la integración del territorio nacional y la conectividad del país, el desarrollo de las economías regionales con equidad social y la creación de empleo", indicó en un comunicado enviado a INFORME DIGITAL. 

"Claro está que el objeto de la ley se contrapone con la letra y el espíritu de este nuevo decreto que facilita y propicia el cierre de los mismos", agregó. Finalmente señaló que el artículo 75 inc. 18 de la Constitución Nacional establece como cláusula de progreso y prosperidad de todas las provincias, la construcción de ferrocarriles, "con lo cual este decreto representa una afrenta a la propia Constitución y como tal debe ser impugnado. Esta es una medida más tomada de manera arbitraria por el gobierno nacional en detrimento de los intereses del pueblo argentino".