Por el aumento, advierten sobre posibles despidos en estaciones de servicio entrerrianas

"Si quieren llevar el precio del combustible al valor internacional, el litro de nafta podría costar entre 25 y 26 pesos, cosa que sería terrible", dijeron desde el Sindicato de Empleados de Estaciones de Servicios de Entre Ríos.

Los combustibles tendrían un incremento del 8 por ciento en los próximos días. La noticia llega en un momento donde las ciudades del corredor turístico tienen grandes expectativas de generar divisas para sus economías regionales durante la temporada. El Sindicato teme que en marzo los empresarios comiencen a "desprenderse de personal".

El secretario adjunto del Sindicato de Empleados de Estaciones de Servicios de Entre Ríos, Julio Benedetti, indicó que "con el anuncio de nuevos aumentos en los combustibles, las ventas van a seguir en baja, porque la gente va a tener que pensar en comer o echarle combustible al auto, porque se va a convertir en un lujo poder tenerlo. Estamos volviendo a los años donde el auto era un lujo para unos pocos".

En esta línea, agregó: "a esto tenemos que sumarle el incremento de los peajes que tendrán una suba de hasta el 50 por ciento. Lamentablemente estos aumentos se producen durante la temporada estival cuando las ciudades entrerrianas que están en el corredor turístico de la Costa del Uruguay tienen grandes expectativas de trabajar con el turismo, pero con estos nuevos incrementos va a ser difícil que la gente quiera salir de vacaciones. Llenar un tanque de combustible va a costar más de mil pesos".

En tanto, adelantó que con el incremento del 8 por ciento la nafta súper pasará a costar 20 pesos y "si quieren llevar el precio del combustible al valor internacional, la nafta podría costar entre 25 y 26 pesos el litro, cosa que sería terrible para todos".
Economía Aumento de combustibles: Habrá "revisiones" cada tres meses
Al referirse al sostenimiento del empleo en el sector, señaló: "lo que se espera es que los empresarios de estaciones de servicio mantengan su personal durante toda la temporada. Luego veremos en marzo qué es lo que pasa, pero creemos que van a comenzar a desprenderse de gente".

Al consultarle por si la reactivación del campo en el departamento no compensa de alguna forma la baja en las ventas de las naftas, el dirigente gremial lo negó rotundamente. "Estamos peleando desde hace años por la aprobación de la Ley de Comercialización, para que los productores agropecuarios no puedan comprarles combustible directamente a las petroleras y se las envíen en camiones cisternas a los campos Esta ley que ya tiene media sanción en Diputados, si se aprueba este año hará que todas las compras al por mayor se hagan a través de las estaciones de servicio. Además, este sistema hace que esas cisternas en el campo no tengan las medidas de seguridad exigidas por la Secretaría de Energía de la Nación, solo las estaciones de servicios cumplen con las exigencias de seguridad", remarcó. Se mostró preocupado porque en los últimos años cerraron 3 mil estaciones de servicio en todo el país y "si siguen los aumentos van a seguir cerrando, no se va a generar más empleo en el sector y los empleados que estén en el sistema cada vez van a tener que trabajar más horas para cubrir los turnos, todo se va a ir degradando".

No obstante, según publica el diario El Argentino, en Gualeguaychú el sector no empezó tan mal el 2017, porque abrieron dos estaciones de servicio nuevas en la RN 14, una en el Km 46 que abrirá hoy y tomó 53 operarios, y la otra comenzó a funcionar en el Km 64 (la ex Barbará), generando ocho puestos de trabajos más. Sin embargo la preocupación está centrada en si las estaciones que están en la ciudad podrán sostener los puestos de trabajo luego que termine la temporada.