Federico Sturzenegger, presidente del Banco Central, continúa con su política fallida para bajar la inflación.

El Banco Central volvió a aumentar la tasa de interés con el objetivo de domar la inflación. La entidad monetaria insiste con la estrategia fallida de elevar la tasa para frenar los precios. Ayer la subió a 28,75 por ciento anual. En apenas dos semanas la aumentó 2,5 puntos porcentuales. Así no baja la inflación y sólo alimenta la especulación y el atraso cambiario.

Continuar leyendo