La nogoyaense Ana Gallay se quedó con el subcampeonato en el Sudamericano de Perú

En Lima, la nogoyaense Ana Gallay y Fernanda Pereyra no pudieron en la final ante la dupla brasileña compuesta por Tainá y Victoria.

 

En la final de la última etapa del Circuito Sudamericano de Vóley Playa, las brasileñas se impusieron pese a haber perdido el primer set por 22/20 con dos parciales consecutivos de 21/16 y 15/9. La dupla argentina finalizó el circuito en el segundo lugar, compartido con la dupla colombiana con 1.160 puntos, mientras que arriba se ubicó Brasil con 1.600 y habiendo ganado los siete Grand Slam. Antes, las argentinas vencieron en semifinales a las colombianas Diana Ríos y Yuli Ayala, que luego fueron terceras.

En la ciudad de Lima, Perú, la dupla argentina de beach volley femenina cerró una gran actuación en la siesta argentina. La nogoyaense Ana Gallay y su compañera de equipo, Fernanda Pereyra, se impusieron en semifinales, pero luego no pudieron en la final.

En la fase previa a la definición se enfrentaron a la dupla colombiana compuesta por Diana Ríos y Yuli Ayala, a quienes habían derrotado para obtener el bronce en Rosario y a quienes volvieron a ganarle en esta ocasión para acceder a la final. Fue por 21/17, 19/21 y 16/14 el marcador por el que las argentinas llegaron invictas a la final.

La definición de la última etapa del Circuito Sudamericano de Vóley Playa las encontró ante la dupla brasileña, que no solo llegó invicta, sino que además arribó sin siquiera ceder un set.

Eso hasta que se jugó el primero de la final, cuando las argentinas se impusieron por 22/20. Desgraciadamente no pudieron sostener ese ritmo y acabaron perdiendo en los dos siguientes por 21/16 y 15/9, dejando el título para Tainá y Victoria, quienes también habían ganado en Rosario.

Argentina cerró la etapa con 1.160 puntos en el segundo lugar y con el acumulado de todas las paradas, compartiendo el lugar de escoltas junto a la dupla de Colombia. Adelante, Brasil con 1.600 se aseguró la vacante de los Juegos Panamericanos.